Honduras; David de América.

Hacer click en la imágen para ir al libro.

“Y metiendo David su mano en la bolsa, tomo de allí una piedrita y la tiro con la honda e hirió a Goliat el filisteo, en la frente”


Samuel 17:49


“Así venció David al filisteo Goliat sin tener David espada en mano”


Samuel 17:50



Honduras David de América





El 28 de Junio de 2009, la noticia de la expulsión de Manuel Zelaya de Honduras se regaría por todo el Continente y trascendería al resto del mundo. El Internet y   la televisión cumplirían  con su misión de divulgarla en tiempo real. “Zelaya había sido trasladado a Costa Rica en pijamas, por la cúpula militar hondureña”

La comunidad hemisférica  que tenía conocimiento sobre la alianza de Zelaya con el Presidente Venezolano Hugo Chávez y demás miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), así como también de todas las acciones que el mandatario hondureño había desplegado para implantar en su país “la receta” (Modelo a seguir para la implantación del castro comunismo en el país), ignoraría todos estos hechos y sin oír a la otra parte , decidió condenar a Honduras, cuyas autoridades judiciales y Legislativas  que al actuar constitucionalmente habían demostrado la independencia de los poderes del Estado, característica esencial de la democracia.

A partir de la llegada de Zelaya a Costa Rica y de la juramentación de Roberto Micheletti como Presidente interino de Honduras por parte del Congreso Nacional pasarían siete meses en las que las dos partes en conflicto librarían un “duelo”, que mantendría en vilo al Hemisferio. Mediaciones,  intervenciones, manifestaciones a favor y en contra, la evidente parcialidad de los organismos internacionales hacia Zelaya, lograda por la hábil manipulación de los gobernantes del ALBA, además de la del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza  y  la respuesta de los pueblos de América que se identificaban con la Honduras de Micheletti , marcarían la ruta seguida por David (Honduras) que se enfrentaba a Goliat (Comunidad Internacional).

Zelaya contaba con el apoyo  de los países del ALBA y otros aliados del Foro de Sao Paulo,. Micheletti , contaba con el apoyo mayoritario de la nación hondureña, el de Israel y Taiwán y el de los pueblos de América , que sentían de una forma diferente a sus gobiernos.

Zelaya vivió en el exilio hasta el 21 de septiembre, 2009 cuando entró clandestinamente a Honduras por la frontera con Guatemala. Esta acción por parte del presidente depuesto traería como consecuencia una intensificación de la crisis en el país, ya que Zelaya sería recibido por  la Embajada de Brasil, como “huésped distinguido”. Al proceder de esta forma y debido a las declaraciones que el Presidente Brasileño diera acerca de Micheletti  en Nueva York. Brasil país que siempre había tenido una política internacional impecable, violó la soberanía hondureña, perdiendo de esta forma la admiración de la que una vez gozara.

Las mediaciones ponían como condición la restauración de Zelaya en la Presidencia de Honduras, a lo  cual las autoridades hondureñas se negaban, ya que de acuerdo con establecido en los artículos pétreos de la Constitución,  Zelaya había cometido el delito de   Traición a la Patria.  No hubo poder humano que obligara  a la nación, con Micheletti a la cabeza, a aceptar tal imposición, ni por parte de Oscar Arias, Presidente de Costa Rica, Premio Nobel de la Paz, y mediador principal en la crisis, ni los enviados por Hillary Clinton, secretaria de Estado Norteamericana, ni la OEA, ni la ONU, ni la Unión Europea. Sin embargo todos los demás puntos considerados en el Acuerdo de San José  y luego en el Acuerdo Diálogo de Guaymuras /Tegucigalpa/ San José serían aceptados por los representantes de ambas partes en conflicto.

Después de arduas negociaciones, se logró que fuera el Congreso Nacional, por ser la institución de representación popular, quien decidiera la restitución de Zelaya, previa opinión de  la Corte Suprema de Justicia de Honduras, ya que existía una sentencia de este máximo Tribunal, en la que se declaraba la propuesta de Zelaya como anticonstitucional.

Mientras la crisis se desenvolvía, el Tribunal Supremo Electoral de Honduras, proseguía con su trabajo de organizar las Elecciones Generales del 29 de Noviembre, 2009 en el país. Efectivamente en la fecha fijada para el magno evento electoral, Este tuvo lugar. Observadores y veedores nacionales e internacionales calificaron  las elecciones como impecables, transparentes y cívicas. Porfirio “Pepe” Lobo resultaría Presidente Electo en una contienda que contó con una participación masiva. La salida electoral que representaba la verdadera solución de la crisis había sido alcanzada, a pesar de las amenazas de impedirlas y no reconocerlas dadas por los partidarios y aliados políticos de Zelaya.

El 27 de Enero, 2010 Porfirio Lobo asumiría la presidencia de Honduras.

El libro Honduras, David de América, ofrece un análisis de la crisis vivida en Honduras, la cual fue seguida día a día, por parte de quienes  decidimos rendirle  un tributo a la nación que lucho sobre la base de principios, apegada al articulado de su Constitución, con bravura, honestidad, dignidad y verdadero amor por su país a fin de preservar la libertad y la democracia.


¡ Honduras, David de América venciste a Goliat !



Mercedes Montero          Dayana Duzoglou       Eloy Pagewww.daviddeamerica.com