9 de diciembre de 2010

Un asomo de esperanza para America Latina??



NOTA DE PRENSA
08 de Diciembre, 2010.

Ros-Lehtinen Seleccionada Para Presidir Comité De Relaciones Exteriores Durante El Próximo Congreso

Washington, DC--- La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Líder de los Republicanos en el Comité de Asuntos Exteriores, emitió la siguiente declaración hoy, miércoles, después que sus colegas Republicanos en la Cámara de Representantes la nombraran Presidenta del Comité de Relaciones Exteriores durante el 112 Congreso.

Declaración de Ros-Lehtinen:

“Ha sido para mí un gran honor y privilegio haber servido al pueblo norteamericano estos años en el Congreso pero me siento verdaderamente orgullosa de la confianza que me han otorgado para defender y avanzar los intereses de nuestra nación como Presidenta del Comité de Relaciones Exteriores en la Cámara.

En noviembre los votantes expresaron con claridad a los Congresistas que si no tomaban las decisiones correctas en mantener la economía como la prioridad número uno, los sacarían del poder. Los Republicanos escuchamos el mensaje y nos sentimos comprometidos en hacer, una vez más, que la ‘casa del pueblo’ trabaje para el pueblo. Como Presidenta de este Comité, trabajare para restaurar la disciplina económica en nuestras relaciones exteriores, reformar programas y organizaciones fallidas, ejercer vigilancia vigorosa para identificar el malgasto, el fraude, y el abuso y contrarrestar las amenazas que representan para nuestra nación países irresponsables y violentos extremistas.

He identificado y propondré varios recortes a los presupuestos del Departamento de Estado y programas de asistencia extranjera. Existe mucho malgasto en estos presupuestos, y esto hará que algunos recortes sean obvios. Otros serán más difíciles pero necesarios para mejorar la eficacia de los esfuerzos norteamericanos y lograr más con menos recursos. Nuestro enfoque en la ayuda al exterior debe cambiarse de fallidas estrategias basadas en una política de la Segunda Guerra Mundial y dirigirlas a una estrategia que refleje las realidades y retos de hoy y fortalezca la sociedad civil y los esfuerzos locales.

Espero usar las contribuciones norteamericanas a organizaciones internacionales como influencia para demandar verdaderas reformas a organizaciones como las Naciones Unidas, y no voy a titubear en solicitar suspender fondos norteamericanos a desacreditadas entidades como el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, si estas no mejoran.

Finalmente, mi manera de ver el mundo es clara: aislar y responsabilizar a nuestros enemigos, mientras apoyamos y fortalecemos a nuestros aliados. Apoyo fuertes sanciones y penalidades contra aquellos que ayudan a extremistas violentos, brutalizan a sus pueblos, y han, una y otra vez, rechazado múltiples llamados para actuar como naciones responsables. Regímenes irresponsables solo responden a una mano dura.

Cuando llegué a este gran país siendo una niña de 8 años, junto a mi familia, huíamos de la opresión y buscábamos una oportunidad de vivir en libertad. En Cuba, los activistas de los derechos humanos son condenados a las gulags castristas, se les niega todo derecho básico y se les ultraja su dignidad. En los Estados Unidos, tengo el privilegio de servir en el Congreso y poder enfrentarme a los que desean destruir la libertad y la democracia. El gran contraste entre lo que los países libres pueden hacer por sus pueblos y para el mundo y lo que países irresponsables le hacen a sus pueblos y al mundo me recuerda todos los días lo importante que es enfrentarse firmemente con el lado justo y contra las tiranías. Estoy comprometida hacer todo lo que esté a mi alcance para aislar a los enemigos de Estados Unidos y fortalecer a nuestros aliados y no pediré disculpas por hacerlo.”

6 de diciembre de 2010

XENOFOBIA


Por: Federico Alvarez (Hijo)


De acuerdo con la Constitución de la República, los hondureños por nacimiento y los hondureños por naturalización gozamos de idénticos derechos en Honduras, salvo por las siguientes tres diferencias:


• Los hondureños por naturalización no pueden ocupar aquellas posiciones públicas que específicamente requieren que el candidato sea hondureño por nacimiento.
• El hijo de hondureño por naturalización nacido en el extranjero no hereda la nacionalidad. Y,
• La nacionalidad hondureña solo pueden perderla los que la han adquirido por nacionalización.

Las declaraciones recientes del Presidente, además de utilizar una forma de expresión impropia de un mandatario, es xenofóbica, equivocada y contraria a la Ley.

Como hemos indicado arriba, la ley no establece ninguna otra diferencia entre los hondureños que las tres enumeradas arriba y, por lo tanto, no es cierto que un hondureño por naturalización no pueda participar en actividades políticas.

En cuanto a la xenofobia, nuestro padre siempre nos ha insistido que ese no es un sentimiento presente en Honduras, porque él, cómo extranjero, nunca había percibido un rechazo por el hecho de haber nacido en otro país.

No obstante, la actitud del Presidente de querer establecer una categorización en la población, pretendiendo distinguir entre hondureños de primera y hondureños de segunda, es muy similar a la actitud y forma de pensar que llevó a Hitler a perseguir y a asesinar a los judíos primero y a los no arios después. Porque de la xenofobia al racismo, no hay más que un pequeño trecho.

Nos preguntamos, - después de escuchar sus declaraciones -, si en el Presidente no persistirá un sentimiento anti-palestino como el que había en Honduras hace unos cincuenta años. Porque, si él se siente con la libertad de castigar y extrañar a hondureños por no serlo por sangre, mañana puede hacerlo con los hondureños de origen árabe. Nadie está a salvo.

El principio y el precedente son de lo más nocivo que se puede pensar para Honduras.

Hemos visto con tristeza como nuestro padre, por primera vez en Honduras, se ha sentido indefenso, sin derechos y con la seguridad de que aún cuando recuperara algún día su nacionalidad, nunca podría disfrutarla a plenitud, sabiendo que se la pueden volver a quitar. ¿Qué habría pasado con él si Costa Rica no le hubiese permitido conservar la nacionalidad de nacimiento al haber adoptado otra? Hoy sería un apátrida, despojado de todo derecho humano.

Las inmigraciones siempre han enriquecido a los pueblos y la mejor muestra de ello es los Estados Unidos, donde todos son inmigrantes y han construido la nación más poderosa del mundo. Y si bien las inmigraciones masivas pueden provocar un rechazo inicial, como por ejemplo, la reacción que provocó en Costa Rica la inmigración de nicaragüenses, hoy ese país no podría prosperar sin "los nicas".

Es interesante notar, que cuando se agudizo el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua, por el uso del Río San Juan, uno de los primeros mensajes de la Presidente Chinchilla, fue para los nicaragüenses en Costa Rica, pidiéndoles estar tranquilos, afirmando que en ningún momento se permitiría represalia alguna en contra de ellos y que Costa Rica, seguiría siendo siempre su hogar.