26 de noviembre de 2010

Persecución Política!!.

Por Eloy Page

Desde el 27 de Enero del presente año, estamos buscando señales claras a fin de dilucidar hacia donde nos lleva, como país, el presidente Porfirio Lobo. Muy difícil ha sido, puesto que cuando repica, dobla.

Si embargo, el día de ayer por la mañana, nos ha sorprendido una noticia que por fin, nos da señales claras de la inclinación política del presidente de la República. El secretario de Estado del nuevo ministerio del Interior, ha advertido públicamente por medios no oficiales, que el gobierno de Lobo estaría anulando la carta de naturalización a Federico Álvarez y por si esto fuera poco, el ingenuo ministro deja ver el porqué de semejante aberración al pedir públicamente a don Federico, que se abstenga de emitir su opinión en asuntos políticos.

A simple vista, según el ministro del Interior, existió un error de procedimiento al otorgársele la carta de naturalización, sin embargo, sabemos que las causas son otras. El único pecado de don Federico ha sido, emitir su opinión escrita tratando al igual que todos, de dilucidar el rumbo de este gobierno y con esa medida tratan de callar su voz. Persecución política en otras palabras.

Para el ministerio del Interior y el presidente de la Republica, no son nada los cuarenta años que tiene don Federico viviendo en este país. No son nada las condecoraciones recibidas por don Federico por el beneficio recibido por Honduras proveniente de su accionar en la presidencia del Banco Centroamericano de Integración Economica. Le pretende negar el derecho a la nacionalidad, aún con que está casado con una hondureña y por si eso fuera poco, don Federico ha invertido en este país y generado muchos más empleos que cualquiera de los burócratas que hoy lo atacan y quienes viven del gobierno en turno, cobrando sueldos que se pagan con los impuestos que paga don Federico y todos los hondureños bien nacidos.

Esto es un clara señal, de la forma errática en que se conduce este gobierno. La Constitución de la República no merece respeto para ellos. Esta Constitución le concede a los naturalizados los mismos derechos que tenemos los hondureños por nacimiento y la misma no otorga un derecho que hoy se da y mañana se quita, mucho menos por emitir su opinión frente a los desmanes y desaciertos del gobierno. La nacionalidad no es un juego y don Federico no ha jugado nunca.

Sin embargo, la situación por la que atraviesa don Federico no debe verse como una simple acción del gobierno contra un ciudadano hondureño por naturalización. La verdad es que lo que buscan es callar la voz de una persona, que puede ser cualquiera de nosotros, por el simple hecho que su opinión no siempre es favorable al gobierno. La persecución política, porque esa es la verdad, que esta sufriendo don Federico por parte del gobierno, no es más que un atropello a la libre emisión del pensamiento y a la libertad de expresión, al estilo totalitario de Hugo Chávez en Venezuela y Fidel Castro en Cuba, quienes tratan de destruir a toda costa a todo aquel que se les opone y opina en su contra.

Donde está ese gobierno que tanto pregona Lobo, que respeta el derecho de sus ciudadanos?. Perseguir a una persona por emitir su opinión es propio de gobiernos comunistas. Personalmente no creí ver eso en Honduras, solo espero que haya una rectificación, porque de lo contrario, las señales se están volviendo más claras cada día y ratificar a Ham en el INA y perseguir por expresar su opinión a don Federico, no son sino muestras claras que el gobierno del sustituido y el de Lobo, van por el mismo camino.

San Pedro Sula, Noviembre 26, 2010.