17 de agosto de 2010

Jacques Vergé, presunto defensor de Chávez en la Haya.



La “revolución” bolivariana busca los servicios del anciano penalista francés, especializado en defender terroristas sanguinarios, para hacerle frente a la acusación presentada por el abogado del ex presidente Alvaro Uribe ante la Corte Penal Internacional



Por: Santiago Alcalá

Como era de prever: Chávez fue acusado por el gobierno de Colombia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y ante la Corte Penal Internacional. Una jugada de laboratorio de sus archirivales Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos. En el “dramatis personae”, esta vez le correspondió a Uribe representar el papel de villano mientras que a Santos, su sucesor, el de “yo no fui” que dirá que tiene que lidiar con un embrollo judicial heredado. Habrá que ser bien ingenuo, por no decir una palabra más gruesa, para creer que fue una decisión unilateral del ahora ex Presidente, en la que Santos no tuvo una participación activa y determinante.

Expertos en la materia, en particular dos distinguidos juristas que intervinieron en la discusión, firma y ratificación por parte de Venezuela, del Tratado internacional sobre la Corte Penal Internacional nos confiaron detalles importantes, de la situación procedimental que tendrá que enfrentar Chávez en los próximos meses. Las compartimos con ustedes.

LA DEMANDA ANTE LA CIDH ES CONTRA EL ESTADO VENEZOLANO Y PUEDE NEGOCIARSE

La acción consignada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por Jaime Granados, abogado y hombre de confianza de Álvaro Uribe, tiene características propias. En primer lugar, los demandantes son varios ciudadanos colombianos, víctimas de los desmanes de las FARC y del ELN. Se trata de una acción resarcitoria. Los reclamantes aducen que la protección y colaboración de la República de Venezuela con las fuerzas guerrilleras se les ha traducido en lesiones patrimoniales. Granados se ha reservado la identidad de las pretendidas víctimas.

Es un mecanismo usual en este tipo de actuaciones, hasta tanto la mencionada Comisión no dicte medidas de protección a favor de los demandantes, que también, fueron requeridas en el alegato. Como es una reclamación dineraria, es disponible. Es decir que como nos lo detallan nuestros amigos especialistas, en cualquier momento las víctimas pueden retirar su reclamación o celebrar con el Estado venezolano un arreglo o transacción que le ponga fin al pleito. En caso de negativa de Venezuela a llegar a un trato, entonces entran en funcionamiento los mecanismos de decisión de controversias.

En una primera etapa, a cargo de la mencionada Comisión de DD HH, que funciona en Washington, y en una fase posterior se produciría una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que despacha en San José de Costa Rica. De resultarle adversa la decisión, Venezuela quedará obligada a pagarles a las víctimas daños y perjuicios.

LA ACUSACIÓN ANTE LA CORTE DE LA HAYA ES PERSONAL CONTRA CHÁVEZ Y NO ES NEGOCIABLE

Al contrario de la interpuesta ante el sistema interamericano de tutela de derechos humanos, la acusación presentada por el abogado Granados ante la Corte Penal Internacional, CPI (Corte Penal Internacional) es personal contra Hugo Rafael Chávez Frías. Dado que a este último se le imputan delitos de guerra y de lesa humanidad, no es una reclamación transigible.

Es decir, que mañana no puede viajar Juan Manuel Santos a La Haya y decir que bueno, que como ante él intercedió “el hermano” Lula que es muy lambiscón o que el no menos “hermano” y no menos lambiscón, Néstor Kirchner, está de acuerdo en “repartir la cochina” o “la mascada” que le quedó de los alimentos podridos enviados a Venezuela, que dejen las cosas de ese tamaño. El asunto se podrá demorar, más o menos tiempo, pero tanto el Fiscal como la CPI tendrán que culminar con un pronunciamiento expreso. Absolutorio o condenatorio de Hugo Chávez aunque a causa de la verdadera avalancha de pruebas incriminatorias, todo parece apuntar hacia esto último (mensaje para los militarotes que lo alcahuetean: que pongan sus bardas en remojo, porque nadie en su sano juicio va a creer que saldrán libres de colaboración con el narcoterrorismo).

PROBABLE ORDEN DE DETENCIÓN Y ENTREGA “PREVENTIVA” DE HUGO CHÁVEZ FRÍAS.

El Estatuto de la CPI es terminante. Ante la Corte no aplican las denominadas inmunidades por razón del cargo. Vale decir, al contrario de otras jurisdicciones, la CPI puede librar orden de detención y de entrega provisional contra un jefe de Estado en ejercicio. Ahí está el precedente de Omar Al Bashir, presidente de Sudan, para atestiguarlo. Prosiguen los gentiles especialistas que nos dieron información para el presente trabajo: “No hay que esperar a que se dicte un fallo definitivo y firme para una eventual orden de la captura y entrega contra los perpetradores de delitos atroces”. Esto hay que puntualizarlo bien.

El Estatuto de la CPI establece que a solicitud del Fiscal, la Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI puede proceder al decreto provisional de tales medidas. Basta, por ejemplo, que exista peligro de desacato del imputado a los fallos de la CPI o el peligro que este último siga cometiendo los crímenes por los que se le acusa. En el caso de Hugo Rafael Chávez Frías, por lo menos, concurre el primero de tales supuestos.

Por la boca –o bemba- muere el pez, porque cuando invitó a su “pana” Al Bashir a visitar Venezuela, expresó en medio de su coprolalia que a él -es decir a Chávez- le importaba un cipote que contra su colega de Sudán pesara una requisitoria de CPI, pues esta última era una instancia burguesa al servicio del Imperialismo yanqui. Si esto no es una prueba de la voluntad de desacatar las resoluciones de la CPI, que venga alguien y nos lo diga.

¿Y CUÁLES SON LAS EVIDENCIAS CONTRA CHÁVEZ?

Nos apuntaban nuestros amigos especialistas, en la terminología característica de los abogados, que las evidencias incriminatorias son “plurales y concordantes” contra Chávez. A saber: Las de la computadora de Raúl Reyes, las sustanciadas por el juez Eloy Velazco de la Audiencia Nacional de España, las consignadas en el Consejo de Seguridad por el embajador colombiano ante la OEA. Esto es, profusa mensajería electrónica cruzada entre los compinches de Chávez, testimonios de desmovilizados de las FARC, de ELN y de la ETA, fotografías satelitales y fotografías tomadas en los campamentos enclavados en Venezuela y, por supuesto, la llamada “prueba reina”. Nos referimos a las confesiones del propio Chávez, laudatorias y muy incriminatorias de su amistad, camaradería y “compinchismo” con “Tirofijo”, “Pablito”, el propio “Raúl Reyes, Iván Márquez, Timoleón Jiménez y demás capos y bichos de uña de dichas agrupaciones terroristas. No hay que seguir investigando demasiado.

El primer campamento de las FARC y el ELN, enclavado en Venezuela, se encuentra en Miraflores.

LOS SERVICIOS DE JACQUES VERGÉ.

Ya Miraflores se prepara para lo que espera al presidente venezolano en La haya. ¿Chávez se va a buscar al ex fiscal Isaías Rodríguez, al ex magistrado Carlos Escarrá o le va a pedir a la “jurista” Luisa Estela que renuncie al TSJ para que lo defienda? ¡Ni pendejo que fuera! Nos reportan desde París que ya el embajador venezolano en esa ciudad hace gestiones por contar con los servicios de Jacques Vergé, anciano comunista anticolonialista, especializado en defender terroristas sanguinarios. Es que a tal cliente, tal abogado.

15 de agosto de 2010


INVITACIÓN A LEER HONDURAS, DAVID DE AMERICA

Mercedes Montero, Dayana Duzoglou y Eloy Page, tenemos el gusto de invitarlos a leer nuestro libro Honduras: David de América, un testimonio verídico sobre la lucha librada por la nación hondureña en defensa de la libertad y democracia en su país.

Lucha que reveló la templanza de unos líderes que se plantaron frente al mundo y la voluntad de un pueblo, que no se doblegó ante una comunidad internacional que hábilmente manipulada por sus adversarios, ejercía presión para que Honduras rindiera sus principios.

Este testimonio tiene como fin rendirle un tributo al país que en la primera década de este siglo, deja una huella libertaria en la historia de la democracia en el Hemisferio, sólo comparable a la lucha bíblica de David, el que venció a Goliat.

Están cordialmente invitados a leer HONDURAS: DAVID DE AMERICA

Darle Click a la cintía que aparece arriba.

13 de agosto de 2010

La esposa de Zelaya vino a ofender nuestra inteligencia.

Por: Evangelina del Pilar de Sol
Domingo, 8 de Agosto de 2010
Tomado de elsalvador.com

La esposa del derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya, vino a nuestro país a juzgar irrespetuosamente la política exterior de nuestro Presidente Mauricio Funes y de la Cancillería salvadoreña, por enarbolar la bandera de la reconciliación de nuestros dos países y de toda Centroamérica.

La posición del Presidente Funes, en vez, merece reconocimiento, primeramente porque el nuevo Presidente hondureño Pepe Lobo fue electo democráticamente por una avasalladora mayoría en elecciones libres --pese a los llamados a no votar y amenazas del grupo zelayista--, y segundo, por la nobleza y sentimientos humanitarios del Gobierno Funes y de él mismo, hacia un pueblo hermano tan azotado por el hambre y pobreza --que Zelaya, en su casi finalizado período, no pudo siquiera medio remediar--, empeorado ahora, al estar tanto tiempo excluido de la SICA y OEA.

Notamos en esta señora, respaldada por marxistas-chavistas salvadoreños, un deseo despiadado e inhumano de someter a su patria al aislamiento internacional, sin importarle el sufrimiento de su propia gente, impulsada sólo por la insana venganza de su ciega rabia y por la ambición desmedida hacia el poder perdido.

Vino igualmente a faltar el respeto hacia nuestra soberanía al querer con sus mentiras alebrestar al pueblo salvadoreño a rebelarse contra nuestro Presidente, quien como gobernante de El Salvador debe admirársele por su decisión de influir para favorecer la unidad centroamericana, y para ayudar a nuestra hermana población hondureña, que no tiene por qué seguir pagando el odio enfermizo de ella y su fracasado marido, por no haberse podido ambos perpetuar en el poder.

Con una verborrea populista en entrevistas televisivas, aseveró que Zelaya sólo pretendía someter a decisión del Congreso la famosa 4ª urna. Esto ofende nuestra inteligencia salvadoreña por creernos "lent-ejos" y que ya nos olvidamos que antes de ser derrocado fue advertido anticipada y reiteradamente por el Tribunal Electoral, Congreso hondureño y Corte Suprema, del grave delito en que incurriría contra las leyes con esa 4ª urna, cuya objetivo era cambiar la Constitución para poder reelegirse, ambas pretensiones prohibidas en artículos pétreos contenidos en la Constitución hondureña. No obstante Zelaya, mediante decreto presidencial, quiso pasar sobre los otros poderes convocando la fraudulenta consulta popular, con miles de papeletas previamente marcadas y fabricadas en Venezuela, lo que condujera a su destitución.

Se sabe que fue Zelaya quien intentó dar un golpe de estado disolviendo los poderes Legislativo y Judicial, y TE, y nombrando él nuevos poderes, para quedar con plenas facultades como verdadero gobernante totalitario. Esto sucede en Venezuela, Cuba, y van por igual camino los aliados de Chávez, Evo, Correa y otros gobernantes dictadores, donde los pueblos quedan sometidos.

Esta señora, adoptando el reconocido discurso populista, aseveró que "el pueblo" hondureño respalda a Zelaya, copiando esa amalgama de posturas ideológicas del Siglo XXI del chavismo, utilizando el conjuro de la palabra mágica, "el pueblo", aprovechada por todos los dictadores, aunque sólo sean cuatro gatos los que les respaldan.

Desde el populismo de Chávez preocupa ver cómo va creciendo por Latinoamérica, porque el populista "hombre providencial que resolverá cualquier problema" fabrica la verdad antojadizamente, declarando esa verdad como "la voz del pueblo". Naturalmente los populistas odian la libertad de expresión por la crítica que pueden recibir acusándola de ser el enemigo. Entonces la desprestigian y tratan de callarla y controlarla. Ejemplo actual, Venezuela.

Cuando oímos a la mujer de Zelaya usar igualmente el principio populista que alienta al odio de clases, al señalar a los "oligarcas" hondureños y sus intereses, como los responsables de la caída de su marido y que por éstos no pueda erradicarse la pobreza imperante en su país, constatamos su escaso cerebro e incoherencia, cuando ella misma vino aquí demandante, a pedir mantener la cruel exclusión de su patria de la OEA y de la SICA, sin importarle que su gente se muera de hambre.

*Columnista de El Diario de Hoy.