18 de octubre de 2009

Lección Divina.

Solo aquel que es hondureño añoraba este gran día
Soñando con un milagro que la selección haría
Las pesadillas pasadas nos dejaban muchas dudas
Pero la garra catracha apoyaba anoche a Honduras.

Hemos vivido y crecido creyendo que somos malos
Que no entendemos a buenas, sino que a leños y a palos
Que haber nacido en Honduras fue nuestra única elección
Hoy nos sentimos gigantes, gracias a la selección.

Ayer Honduras entera se fundió en un solo abrazo
Llorábamos de emoción con ese último golazo
No existieron diferencias estábamos bien unidos
Y le dábamos las gracias a los Estados Unidos.

Si anoche la selección nos pudo unir como hermanos
Olvidando los rencores, al estrecharnos las manos
No podría Mel Zelaya regalarnos otro premio
Irse a vivir donde Chavez, total son del mismo gremio.


Aprendamos Hondureños, solo unidos venceremos
No es con insultos ni piedras que tendras lo que queremos
Anoche el Señor Jesús nos envió una gran lección
Lo que un solo hombre rompio, volvió a unir la selección.


Sandra Lanzas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada