21 de agosto de 2009

La mejor defensa.....el ataque!!

Agosto 05, 2009.

La primera mención que de esta frase tiene la historia, fue cuando Publio Cornelio Escipión "el africano", durante la segunda guerra púnica, obtiene una victoria sobre Aníbal al atacar y conquistar Cartago. Roma se encontraba en peligro del asedio por parte de Aníbal, pero en lugar de esperar a ser sitiado, Escipión con la autorizacion del senado de Roma, decide atacar Cartago, obligando a Aníbal a retroceder y perder los territorios que ya había conquistado y por ende perder la batalla contra Escipión en Cartago, la cual había tenido tiempo de preparar. A través del tiempo, muchos otros estrategas en la historia han utilizado la estrategia de Escipión, incluso Hollywood la llevó a la pantalla en 1984. "The defense", interpretada por Dudley Moore y Eddie Murphy.
En nuestros tiempos modernos, otro personaje que debe de haber visto la cinta Holliwoodense, porque de historia no sabe nada, pero que utiliza mucho la táctica de Escipión, es Hugo Chávez Frías. Se le ha visto atacar infinidad de veces al Imperio desde su palacio de Miraflores y frente a las cámaras de Telesur. Hemos visto como, a través de una campaña mediática sin precedentes, atacó al nuevo gobierno de Honduras con una montaña de mentiras y falsedades, antes de que el mundo tuviera tiempo de enterarse de la verdad de lo sucedido en la sucesión presidencial que se dio el 28 de Junio recién pasado. Pero quizás el caso más patético de, "la mejor defensa... el ataque!", es el caso que le ocupa con Colombia.
Colombia en su lucha contra las FARC, tomó uno de los campamentos guerrilleros, confiscando en ellos armamento pesado que ni el mismo ejercito Colombiano cuenta en su arsenal. Colombia pide al fabricante de estos equipos, que identifique los números de serie y con sorpresa le responden que habían sido vendidos a Venezuela años antes. No solo Colombia se queja, sino también el gobierno de Suecia, pide explicaciones a Venezuela. Chávez como no tiene salida ni sabe que contestar a Suecia, responde con la estrategia de Escipión. Enfría las relaciones con Colombia, retira su embajador en Bogotá, amenaza a Colombia con retirarle la venta de petróleo, de cerrar la frontera a los productos Colombianos, de expropiar las empresas Colombianas en Venezuela, etc. etc. etc.. En lugar de contestar el reclamo internacional, ataca a Colombia y se queda callado frente a Suecia.
El gobierno de Alvaro Uribe, ante la magnitud del ataque de Chávez, duda en la fuerza que debe de emplear para hacerse escuchar en los organismos internacionales, referente al obvio y abierto apoyo que Venezuela le brinda a las FARC, su aliado comercial. Digo su aliado comercial, porque es un secreto a voces, que son aliados en el narcotráfico que controla las FARC y que sale por Venezuela al resto del mundo, principalmente al Imperio el cual es su mejor mercado.
Esta situaciones de ataque por defensa no son nuevas en las relaciones Colombo-Venezolanas. Ya en un pasado cercano, Colombia atacó un campamento guerrillero que se encontraba en territorio de Ecuador, muriendo Raúl Reyes número dos en el orden de mando de las FARC y confiscó su computador portátil, en el cual encontraron evidencias de la colaboración de Chávez con los guerrilleros, que evidentemente Chávez niega con vehemencia. Chávez entonces aplica su táctica de ataque como medio de defensa y desde Miraflores amenaza a Colombia con invasión. Frente a las cámaras de Telesur, ordena a los generales del ejercito, que movilicen diez batallones a la frontera con Colombia. Por supuesto que los generales, que ya conocen sus histérias, no mueven ni un soldado, pero lo cierto es que la amenazas son públicas y abiertas.
Venezuela es el segundo mercado más importante para los productos Colombianos, luego de los Estados Unidos. Los ingresos provenientes de Venezuela andan por el orden de los 7,000 Millones de dólares anuales, lo cual es una cifra nada despreciable. Sin embargo, la dignidad del pueblo y gobierno de Colombia, vale mucho más que eso. Los Colombianos deben de ir buscando nuevos mercados para sus productos, mientras tanto eso sucede, que se apreten la faja, pero no deben dejarse "sombrerear" por Chávez, cada vez que se le antoje. Deben de hacer valer el honor y la dignidad del pueblo Colombiano.
El gobierno de Colombia, en opinión muy personal del que suscribe, tiene que hacer frente a este repetitivo problema con su vecino Venezuela, sobre todo, debe detener de una vez por todas, las amenazas frecuentes que profiere Chávez en su contra, obligarlo a que busque otros mercados donde comprar los insumos pero sobre todo, hay que enseñarle que Colombia y los Colombianos, se respetan. Ya es tiempo que se detenga a Hugo Chávez Frías. Honduras ya empezó!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada